Nací en el Ecuador, un pequeño país de Sudamérica. La vida me fue enseñando el mundo poco a poco: primero luchar, abrirme camino y triunfar en Nueva York, y después, ampliar más mi universo al vivir en el Viejo Continente.

 

Tengo una comunicación diaria con un Dios que no odia, no juzga y no divide. Admiro a quienes han sabido salir adelante a pesar de tener algún impedimento físico. Valoro inmensamente la amistad sincera y me siento agradecido por cada una de las personas que han tocado mi vida.

 

Aprecio toda expresión artística. Particularmente sé que para hacer teatro, debe prevalecer en nosotros la pasión y el amor que sintamos hacia él. El ego hay que dejarlo afuera si no queremos que los dioses del teatro con el tiempo nos pasen su factura.

Experiencia

Julio Ortega grupo
 
 
 
Muchas gracias por visitar mi página web: aquí podrás conocer un poco más de mí.
Todos los derechos reservados: © Julio Ortega Carrión 2015